Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 3 de abril de 2014

Federik Leighton


Es increíble como obras tan valoradas en la actualidad no lo fueron así en el pasado y solo algunas escasas personas supieron valorar el arte de un determinado pintor.


Es el caso de este cuadro, que tan maravillosamente refleja los calores de un verano aplastante, con ese color ardiente, Naranja, solo enfriado algo por ese leve tono azul del fondo a la izquierda y derecha.

Los ropajes también invitan a cierta sensualidad, normalmente acompañada por estos calores, ya que aunque al contrario de las escenas similares clásicas en las que la modelo aparecía desnuda, aquí solo se deja entrever el cuerpo de la mujer a través de sus transparentes ropajes, lo que le da una inequívoca sensualidad al momento.

Sol ardiente de junio fue subastada en la década de 1960, durante un período de tiempo donde era difícil la venta de pinturas de la era victoriana, y no se llegó a vender por su precio de reserva mínimo de $140 dólares (el equivalente de $840 dólares en los precios actuales).

www.algomasquearte.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario